Se trata de Carlos Orsingher, a quien en una escucha dos comisarios dicen que le entregaban $ 350 mil por mes.

Ocho días después de la investigación periodística que reveló detalles de una fuerte denuncia judicial que involucra a la Policía Bonaerense y a la Municipalidad de La Matanza, hoy renunció el secretario de Seguridad de esa Comuna, Carlos Orsingher. La intendenta kirchnerista Verónica Magario le aceptó la dimisión.

El funcionario municipal aparece mencionado en las escuchas telefónicas de dos comisarios que hablan de entregas de dinero, y que además habían nombrado a un comisario mayor en actividad como subsecretario de Seguridad en la Comuna, algo que fue negado por las autoridades del Municipio.

La renuncia de Orsingher llega luego de que el domingo de la semana pasada, el programa Periodismo Para Todos (PPT)difundiera escuchas telefónicas entre comisarios de la Policía Bonaerense (que no aparecen identificados) en las que nombran a Orsingher.

En la charla, los jefes policiales hablan de que antes le entregaban unos $ 350 mil mensuales a ese funcionario municipal. Pero además, en el programa de El Trece revelaron que el ahora ex secretario de Seguridad había nombrado al comisario mayor en actividad Roberto Natalio “Nico” Zalazar como su subsecretario en el Municipio, algo que negaron desde la Comuna.

En el comunicado oficial que la Municipalidad difundió pasadas las 20, confirman que Magario aceptó la renuncia y sostienen que Orsingher presentó una carta con los motivos de su decisión, entre ellos «no obstaculizar el normal desarrollo de la gestión municipal».

​Además, el funcionario saliente indicó que busca «allanarle el camino a la Justicia» y que las acusaciones «son falsas e injuriosas».

A pedido de Asuntos Internos de la Bonaerense, el Juzgado Federal 3 de Morón autorizó el miércoles pasado un allanamiento en la Municipalidad de La Matanza, con sede en San Justo. Además, el procedimiento incluyó a dos estaciones de servicio en las que se canjeaban los vales de combustible de los móviles policiales, las comisarías departamentales de Laferrere y de Catán, y nueve propiedades, entre las que estaba la casa de Orsingher.

Fuente Clarin